SERVICIOS

Aisladores Sísmicos y Disipadores

Como forma de disminuir los efectos de los sismos en las estructuras o edificios, en Chile se usa la aislación sísmica de base y la disipación de energía. Ambas metodologías han demostrado a nivel mundial que son capaces de disminuir en una gran medida los daños ocasionados por los sismos en las estructuras o edificios. La idea de disipación de energía está basada en la idea de colocar en la estructura dispositivos destinados a incrementar la capacidad de disipación de energía de las estructuras durante un sismo. Toda estructura disipa o elimina la energía de un sismo mediante la generación de deformaciones en la misma. Al instalar un dispositivo de disipación de energía en una estructura, estos van ha experimentar fuertes deformaciones con los movimientos de la estructura durante un sismo. Mediante estas fuertes deformaciones se incrementa notablemente la capacidad de disipar energía de la estructura produciendo en consecuencia una reducción de las deformaciones de la estructura. Estos dispositivos se conocen como disipadores de energía o amortiguadores sísmicos y pueden ser de diversas formas y principios de operación. Los más conocidos son en base a un elemento viscoso que se deforma o con un elemento metálico que logra la fluencia fácilmente